Conoce las 6 enfermedades que provocan riesgos en el embarazo

Conoce las 6 enfermedades que provocan riesgos en el embarazo

Durante el embarazo, el sistema inmunológico de la mujer gestante está totalmente vulnerable a adquirir ciertas enfermedades en el embarazo. Esto es común, debido a los constantes cambios hormonales y corporales que se sufren en esta transición. Por esa razón, es importante que estés informada del tema, para que estés alerta por si algún síntoma aparece y puedas prevenirlo.

1. Síntomas de candidiasis vaginal en el embarazo

La candidiasis vaginal en el embarazo, es una de las enfermedades que una gestante puede adquirir con un índice alto de probabilidad. Es una infección producida por una bacteria que vive comúnmente en el organismo de la mujer, y que debido a su vulnerabilidad física la bacteria crece considerablemente. Esto se debe al incremento de la hormona estrógeno y a la reducción de la acidez vaginal.  

Otras de las razones, de que una gestante pueda contraer candidiasis vaginal con una alta probabilidad, es tomando antibióticos en un periodo largo de tiempo. Ya que al consumirlo con frecuencia, podría eliminar a las bacterias que protegen las paredes vaginales. Las embarazadas pueden adquirir una infección vaginal diez veces más a otras mujeres no gestantes. Los molestos síntomas que produce la candidiasis vaginal son:

  • Mucho comezón y ardor en la zona vaginal
  • Inflamación, enrojecimiento y segregación de flujo blanco y amarillento

Si quieres prevenir su aparición, desde inicios de tu embarazo debes evitar usar ropa interior de material sintético. Siempre es recomendable para cualquier gestante usar ropa interior de algodón, pantalones anchos y tener una buena rutina de higiene íntima.

2. Síntomas de infección urinaria en el embarazo

Durante el periodo de gestación, se pueden producir tanto enfermedades como problemas, en algunos órganos importantes de nuestro cuerpo. Cuando se produce una infección urinaria en el embarazo, puede interrumpir la gestación o el desarrollo del feto. Una de sus causas se debe a la alta producción de progesterona, que ocasiona la relajación de la vejiga. Esto hace que el proceso de expulsión de la orina sea más difícil, pudiendo ocasionar un reflujo de la misma hacia los riñones.

Otra manera de que se produzcan estas enfermedades o infecciones urinarias, se debe a la invasión de gérmenes o bacterias en el sistema urinario de la mujer. Los cuales pueden entrar a la uretra desplazándose por toda la zona, afectando a su paso la uretra, vejiga y riñón. Los síntomas más comunes son:

  • Necesidad constante de orinar, ardor y dolor al momento de miccionar
  • Mal olor y turbidez amarillenta en la orina
  • En algunos casos hay presencia de sangre en la orina

*Nota: Es usual que en el desarrollo del embarazo, algunas gestantes sufran de incontinencia urinaria, sin presentar algún síntoma de infección. Consulta con tu médico si tienes dudas.

Por eso, en los controles prenatales de las gestantes se recomienda llevar un control y monitoreo del funcionamiento de sus riñones. Además de rutinas adecuadas de aseo íntimo, por los diversos cambios que se producen en su organismo, evitando así posibles infecciones.

3. Diabetes gestacional en el embarazo

La diabetes gestacional en el embarazo, es una de las enfermedades que solo se manifiesta en la etapa de gestación, debido a las alteraciones del organismo y a niveles elevados de azúcar en la sangre, que aumentan durante este periodo. Por otro lado, si subes de peso de manera excesiva, es muy probable que la diabetes gestacional se manifieste, de igual modo con aquellas embarazadas que sufren hipertiroidismo.

Otra de las causas que podrían para  padecer de diabetes gestacional, es si has sufrido de abortos espontáneos. Por eso, es muy importante que en tus primeros controles se lo menciones a tu médico. Si te llegan a diagnosticar dicha enfermedad, tendrás que tener una dieta especial para embarazadas, que no afecte al bebé y que además te permita mantener la glucosa controlada.

4. La toxoplasmosis en el embarazo

La toxoplasmosis en el embarazo se da cuando surge una infección a través de un parásito llamado ‘toxoplasma gondii’. Estas infecciones presentan mayor gravedad o riesgo cuando estás embarazada, mientras no lo estés no presenta riesgos graves.

En la etapa de gestación este parásito puede afectar al bebé y a la placenta, mientras más avanzado sea el embarazo más alto es el nivel de riesgo que presenta el feto. A las personas que tienen un buen sistema inmunológico la infección y los síntomas son leves. Estos síntomas suelen ser semejantes a los de una gripe tales como:

  • Malestar
  • Fiebre
  • Dolor muscular y de cabeza
  • Sudoración
  • Faringitis
  • Inflamación de los ganglios linfáticos en cabeza y cuello

5. Anemia en el embarazo

La anemia en el embarazo es una de las enfermedades más comunes que se dan durante el desarrollo de gestación. Debido a que en estas mujeres ocurre un bajón de hierro que podrían llegar a niveles anormales. Gracias al hierro se produce la hemoglobina, la cual se encuentra en glóbulos rojos y otras células. En la etapa de gestación la cantidad de producción de sangre aumenta, y la de hierro baja ocasionando un desbalance.

El monitoreo para evitar la anemia es común durante las citas médicas, es por eso que tienes que mantenerte siempre al tanto de estos niveles de hierro, y realizar las dietas que indican los médicos. Si esto no se cuida el organismo se esfuerza mucho para trabajar, y no llegan las cantidades apropiadas de oxígenos a las células de la madre y el bebé.

6. La citomegalovirus en el embarazo

La citomegalovirus en el embarazo, es una de las enfermedades provenientes de un virus que se transmite de una persona a otra por medio de los líquidos corporales. En mujeres embarazadas el contagio se da comúnmente por estar expuestas a saliva o excremento de bebés infectados, además de las relaciones sexuales sin protección.

Las madres infectadas pueden pasar el virus a sus bebés, pudiendo desarrollar problemas visuales, auditivos y discapacidad mental. Para evitar el contagio es importante lavarse las manos y mantener buenos hábitos de higiene, especialmente al cambiarles el pañal a los bebés.

 

Desde que te enteras que estás embarazada, es muy importante que sigas al pie de la letra los controles y exámenes médicos que solicite el obstetra. Esto te ayudará a prevenir enfermedades que pueden afectar el desarrollo de tu bebé. Acude a todas las consultas programadas por el doctor, y lleva un registro de tus cambios corporales por si algunos de estos síntomas se aparecen, con el fin de que pueda ser tratado a tiempo. Recuerda que llevar una buena gestación y evitar el desarrollo de enfermedades solo depende de ti.