11 Consejos para saber cómo dormir a un bebé recién nacido

Entre las preocupaciones más comunes de los papitos primerizos con la llegada del bebé, se encuentra la interrogante de cómo lograr el hábito adecuado de sueño para su hijo. La mayoría de pequeños, suelen despertarse momentáneamente luego de acostarlos por la noche. Es por esa razón, que en Mamita feliz hemos reunido 11 consejos para saber cómo dormir a un bebé recién nacido.

Acuesta a tu bebé boca arriba

Los pediatras recomiendan que inicies por colocarlo en posición boca arriba, existen estudios científicos que confirman que es la manera más segura para el bebé. La American Academy of Pediatrics, asegura que colocar al bebé boca arriba, reduce las probabilidades de sufrir del síndrome de muerte súbita.

Sin embargo, acostumbrarlo a esa posición durante las primeras semanas de vida, será un poco complicado, así que puedes optar por cargarlo en tus brazos por cinco minutos en el día y de esa forma acomodarlo en su cuna. Recuerda que la superficie debe ser plana y no debes colocar mantas y juguetes sobre ella. Evita sobrecargar su cuna para prevenir cualquier accidente por ahogamiento.

Colócalo en su cuna cuando esté semidormido

Llévalo a su cuna cuando esté cerrando los ojos para descansar. Se recomienda acomodarlo cuando muestre señales de sueño, ya que los bebés que duermen muchas veces, se acostumbran a dormir de forma rápida y a calmarse por sí solos. Colócalo en su cuna con mucha delicadeza y suavidad. Recuerda que si el bebé está completamente dormido, cualquier sonido o movimiento brusco podría despertarlo fácilmente.

Déjalo y no sientas presión en ir a verlo cuando tu bebé se despierte llorando

Si escuchas que tu bebé se despierta llorando, no te desesperes por ir a socorrerlo, de esa forma, lo acostumbrarás a que se despierte más seguido. Lo mejor es esperar por unos minutos hasta que se calme solo y vuelva a dormir, así crearás un buen hábito de sueño en él. En caso pase más de cinco minutos y no se tranquilice, se recomienda ir a calmarlo, puedes cantarle una canción o hablarle dulcemente.

Asimismo, no es necesario cambiarle de pañal cada vez que el pequeño despierte, a menos que no haya otra solución. Si lo mueves para el cambio, el sueño del bebé será interrumpido  y es posible que necesites calmarlo para que continúe descansando. Si tu bebé está sucio, se aconseja utilizar un pañito de algodón con agua tibia, ya que los paños húmedos al ser frío podría despertarlo.

Dar leche materna antes de acostarlo

Dar leche materna antes de la hora de dormir, es una de la técnicas que no suele fallar, en muchos casos cuando estás alimentando a tu pequeño, se queda dormido en tus brazos. Es importante que mientras esté amamantando, lo acaricies y le hables en voz baja, esto lo ayudará a relajarse mientras consume la última toma del día.

Paséalo por tu casa cuando tu bebé no pueda dormir

En caso tu bebé no pueda dormir, debes optar por cargarlo en tus brazos y pasearlo por varias zonas de tu casa. Así conseguirás que poco a poco se tranquilice y pueda descansar plácidamente. Empieza por pasearlo durante 10 minutos, mientras caminas puede aprovechar en cantar o hablarle, de esa manera se relajará y estará listo para descansar en su cuna.

Realiza suaves masajes hasta relajar al bebé

Realizar suaves masajes, te permite relajar al bebé y mantener un vínculo más cercano con él. Para ello, primero debes colocar al bebé boca arriba sobre un soporte cómodo, aplicar sobre tus manos crema hidratante o aceite natural , y así dejarlo reposar por un momento sobre su barriguita.

Además, realizarás la misma acción sobre sus piecitos y piernas. Empieza por masajear una por una con el fin de relajar sus músculos. Para los hombros, tienes que masajear con la yema de los dedos hasta llegar a la mano. Finalmente dale uno suaves masajes sobre su cabeza y termina acariciando sus orejitas.

Antes de dormir, recuerda quitar los gases de tu bebé

No te olvides de quitar los gases de tu bebé antes de acostarlo en su cunita, de esta forma se sentirá más cómodo a la hora de dormir y no sentirá molestias. Lo que tienes que hacer es acomodarlo sobre tu hombro y darle unos golpecitos suaves en su espalda. Otra opción es echarlo sobre tu falda o una superficie cómoda, en posición boca abajo, colocar tu mano sobre su estómago y presionar despacio su espalda.  

Ropa de bebé adecuada para dormir

Debes elegir la ropa para dormir de bebé más adecuada, debe ser de material de algodón, para evitar que el pequeño no sude cuando está descansando. Además, la pijama debe permitirle comodidad y libertad al momento de moverse, los botones que incluyan tienen que ser sencillos de abrochar para no molestarlos a la hora de vestirlos.

Música relajante para bebés

La música relajante para bebés es muy beneficioso a la hora de dormir, esta herramienta  ayuda a que puedan estás más relajados y descansar tranquilamente. El tipo de música que se aconseja es el que tenga sonidos suaves y lentos, como la música clásica. No solo ayuda a la hora de dormir, sino que puedes usarlo en cualquier momento del día. Asimismo, hay mamitas que prefieren cantarle una canción de cuna para relajar a su pequeño.

Temperatura para la habitación de un bebé

La temperatura de la habitación de un bebé, es un aspecto fundamental para que concilie el sueño. Durante el día se recomienda mantener la temperatura de 22 a 24 ºC. Por la noche, la situación es distinta, se le abriga más a los bebés, es por eso que se aconseja una temperatura de 18 a 20 ºC. Recuerda no sobreprotegerlo, podría sudar y arruinar su siesta.

Para mantener una temperatura adecuada en el dormitorio de tu hijo, puedes elegir la opción de adquirir un humidificador. Este mecanismo, te permite controlar la humedad en la zona donde esté tu pequeño.

Baño relajante para el bebé

Un baño relajante para el bebé antes de la última toma del día, es perfecto para que duerma de forma relajada. Inicia lavando con delicadeza cada partecita de su cuerpo con una esponja natural muy suave. Ten en cuenta que el agua debe ser tibia, entre 35 y 37 ºC, puedes utilizar un termómetro de baño para calcularlo. Cuando hayas terminado, debes tener listo una toalla de algodón con capucha para abrigarlo y secarlo muy bien.

Esperamos que estos consejos, te ayuden a conciliar el sueño de tu bebé de manera adecuada. Recuerda que es importante que ayudes a liberar los gases de tu bebé para que pueda dormir de forma tranquila y no sufra de cólicos. Si bien es cierto, que esta etapa es un poco agotadora, con paciencia y cariño lograrán asumirlo de la mejor manera.

 

12345 (Ninguna valoración todavía)
Cargando…