10 técnicas y posturas para amamantar a un bebé

Una de las dudas que tenemos al ser madres, es acerca de la postura correcta para amamantar a nuestro bebé. Existen varias posiciones que la madre y el neonato pueden adaptar para una lactancia exitosa. Por eso es necesario que conozcas estas 10 técnicas y posturas para amamantar a un bebé.

Posición sentada para amamantar

También conocida como posición de cuna. Es la más utilizada por las madres al considerarse como una de las más sencillas para iniciar en la lactancia. En esta postura, cargas al bebé y lo estiras frente a ti. De esa forma empezará a lactar y sus pies lo ubicará hacia el otro pecho. Cabe resaltar que la posición sentada para amamantar puede ser incómoda para las mamás que dieron a luz por cesárea ya que genera presión en la herida.

Otra de las posiciones para amamantar es de cuna cruzada

La postura de cuna cruzada, es similar a la anterior. En este caso, se sostiene al bebé con el otro brazo y se sujeta su pecho. Como en la posición para amamantar de cuna, el abdomen del bebé se debe ubicarse frente al de la madre.  Es elegida en muchos casos cuando el nene es muy pequeño y tiene dificultades para sostener de manera correcta el pecho.

Posición de fútbol americano para amamantar

La posición de fútbol americano para amamantar, es recomendable para las mamás que han dado a luz por cesárea o que han tenido gemelos. Así podrás dar de lactar a tus dos bebés en el mismo momento. Para esta postura debes iniciar colocando un cojín debajo de su cuerpo, sujetar el cuello del bebé con la mano del mismo lado del pecho que usarás. De esa manera sus piernas estarán dirigidas hacia tu espalda y su rostro frente a tu pecho.

Posición para amamantar acostada

La posición para amamantar acostada, te posibilitará moverte y acostarte en el proceso de lactancia. Se recomienda utilizarla cuando la madre aún tiene molestias por el parto. Lo primero que debes hacer es acostarte de lado con almohadas en la espalda y piernas. Acomoda al bebé  a tu lado y coloca su cara frente a tu pecho. Luego tienes que sostener su cabeza hasta conseguir que sujete el pecho.

Otra de las posiciones para amamantar acostada

La posición para amamantar acostada con el bebé a la inversa, es menos utilizada a diferencia de la anterior. Sin embargo, hay madres que la consideran como una postura cómoda. De igual manera, debes acostarte de lado con almohadas detrás de la espalda para apoyarte. Colocar la cara del bebé en el pecho y ubicar sus piernas en tu hombro.

Posición de caballito para amamantar

La posición de caballito para amamantar, es recomendada en caso tu bebé presente dificultad al sujetar tu pecho. Es importante sostener al bebé de manera firme con una mano mientras esté sentado. Para ello, se coloca las piernas del bebé entre la pierna de la mamá y se sujeta la cabecita con una mano.

Una de las posiciones de lactancia en movimiento

Cuando tengas más experiencia al momento de amamantar a tu bebé, puedes optar por una de las posiciones de lactancia en movimiento. Es ideal si realizas otras actividades, solo necesitas de un portabebés, lo ideal es colocarlo con firmeza y colocar su rostro sobre tu pecho.

Posición para amamantar al bebé cuando está boca arriba

En esta postura, se coloca al bebé boca arriba sobre la cama y la madre se ubica encima, de tal forma que el bebé se ubique frente a su pecho. Se recurre a esta posición para amamantar cuando la mamá sufre de mastitis aguda ( infección mamaria que origina dolor en los pechos) o de alguna obstrucción.

Signos de buen agarre en la lactancia

Cuando hayas elegido la posición más cómoda para ti y tu bebé, debes asegurarte que haya signos de buen agarre, indispensable para su correcta alimentación. A continuación, te detallamos los signos de buen agarre en la lactancia

Asegúrate que la cabeza y el cuerpo de tu bebé estén ubicados en línea recta para que no haya problemas al momento de amamantar. Seguidamente, recuerda colocar el mentón y la nariz muy cerca de tu pecho. Fíjate que antes de lactar, la boca de tu hijo esté bien abierta.

Signos de succión correcta del bebé

La succión al principio es muy rápida y suave, alrededor de un minuto después, las succiones de tu bebé serán más lentas y profundas con algunas pausas. Es adecuado que la succión correcta del bebé recién nacido sea de 10 a 30 succiones, en donde el bebé respirará sin necesidad de interrumpir el proceso.  

En caso el pequeño realice de 3 a 5 succiones seguidas con pausas para respirar, lo más probable es que tenga una succión inmadura lo que generaría una mala alimentación. Para  asegurarte de que este procedimiento se realice satisfactoriamente, se recomienda que no haya mucho ruido en el lugar donde está lactando. Esto con el fin de escuchar a tu bebé mientras toma la leche.

Ahora que ya conoces las técnicas y posiciones para amamantar a tu pequeño, elige la que más se acomode a ustedes y ponlo en práctica. Asegúrate de seguir la técnica adecuada para el buen agarre y lograr que tu bebé reciba una buena alimentación en su primer año de vida.

12345 (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…