10 consejos sobre los cuidados de un bebé prematuro en casa

Cuando llega el momento del alta hospitalaria de nuestro bebé prematuro, las emociones nos invaden, por un lado nos sentimos muy contentos de llevarlo por fin a casa, por otro, nos preocupa mucho su cuidado. Sin embargo, es importante saber que los doctores toman esta decisión cuando el bebé se encuentra completamente sano. Si necesitas de algunos consejos, en Mamita feliz te contamos todo sobre los cuidados de un bebé prematuro en casa.

Cuidados en la incubadora de bebés prematuros

Los cuidados en la incubadora que reciban los bebés prematuros son importantes porque mantendrán al pequeño en un ambiente cálido. Gracias al abastecimiento de oxígeno regulable, se evitará que ocurra una posible contaminación en la zona que se encuentre tu hijo.

Cabe resaltar que cuenta con un sensor que se incorpora a la piel del bebé con el fin de medir su temperatura. En caso esta disminuya, automáticamente la propia incubadora se activará para brindarle más calor al pequeño. La temperatura adecuada de la incubadora es de 36 a 37 ºC. Con ella, lograrás una reducida pérdida de calor y oxígeno para tu bebé.

Asimismo, gracias a la báscula que se encuentra debajo de su colchón, los médicos mantendrán el control de su peso sin necesidad de sacarlo al exterior. Esto es fundamental para llevar un buen control de su proceso de crecimiento y desarrollo.

Cuando un bebé está en una incubadora, es fundamental que se encuentre bajo la vigilancia de una enfermera que se mantenga al tanto de su higiene y cuidado en general. De la misma manera, se encargará de suministrar los medicamentos adecuados para su salud.

La salida del bebé se indicará cuando el ambiente de la sala de recién nacidos no altere su temperatura. De igual forma, el tiempo promedio de hospitalización dependerá de la evolución de su peso.

Artículos para bebés prematuro

Los artículos para bebés prematuro son indispensables para su cuidado. Estos pequeños, son más delicados y es por eso que padres deben tener en cuenta los artículos adecuados para su tamaño y peso al momento de tenerlo en casa.  

Los pañales comunes para recién nacidos, suelen quedarle grandes a los prematuros, por esa razón, la marca Huggies lanzó un pañal para bebés prematuros y bebés prematuros extremo [cuando nacen antes de la semana 28 y pesan menos de 900 gramos], que tienen una tela absorbente ideal para la delicada piel de tu bebé.

Otra de las complicaciones que tienen los padres es elegir la ropa que utilizarán sus pequeños, en muchas ocasiones se modifica el tamaño para que puedan encajar de forma correcta al bebé. Recuerda que al momento de seleccionarla, esta debe ser de algodón para mantenerlos frescos y evitar alergias.

De igual manera, es importante contar con un reductor para sillas, ya que las sillas de paseo y coches son muy grandes para los bebés prematuros. Puedes adquirirlo para reducir el tamaño y pasear dentro de tu casa a tu hijo con comodidad y tranquilidad. Exponerlo a la calle es muy peligroso porque podría contraer alguna infección.

Las tetinas para biberones son muy utilizadas por los padres debido a que los bebés no tienen fuerza para succionar. Estas deben ser suaves, con un ajuste estable en los labios de tu nene y además ser libre de Bisfenol A [sustancia que causa efectos negativos en el cuerpo].

Alimentación de un bebé prematuro en casa

Cuando llegue el momento de llevar a tu pequeño a casa, recuerda que la alimentación de un bebé prematuro es fundamental para su cuidado. Lo recomendable es que se nutran con leche materna para fortalecer su sistema inmunológico. En la mayoría de casos, es normal que realicen tomas reducidas muy seguidas ya que su estómago es pequeño.

Hay mamitas que deciden alimentarlo mediante un biberón debido a que sus músculos son muy débiles y se les dificulta el proceso de succión. Si este es tu caso, recuerda utilizar un biberón libre de Bisfenol A, con una tetina muy blanda, además ten en cuenta de desinfectarla antes de su uso.

Cuidados de un bebé prematuro en su habitación

La habitación de tu bebé tiene que  mantenerse ventilada y libre de polvo. Para ello, debes controlar la temperatura del ambiente entre 22 a 24 ºC. Ten en cuenta este cuidado de un bebé prematuro ya que le cuesta regular la temperatura al no tener una buena cantidad de grasa corporal. Puedes verificarlo al tocarlo, las manos y piernas no deben estar frías.

Si requieres una calefacción para mantener una temperatura adecuada en el cuarto de tu hijo, se aconseja optar por un humidificador. Estos aparatos te permiten controlar y regular la humedad en el dormitorio del bebé. En este periodo, es necesario que solo tu pequeño ocupe la habitación, es mejor que no lo comparta, al menos hasta que cumpla un año.

La higiene entre los cuidados para un bebé prematuro

Los bebés prematuros son más vulnerables a contraer el virus respiratorio sincitial [virus que ocasiona neumonía y problemas respiratorios], por eso se aconseja seguir con un hábito de higiene adecuado. Antes de cogerlo lávate muy bien las manos, además recuerda cambiarle el pañal cada 3 o 4 horas, así se encuentre limpio.

Asimismo, se recomienda desinfectar sus juguetes y las zonas que lo rodean. Los cuidados para un bebé prematuro son fundamentales, por eso debes prevenir el contacto con objetos que estén contaminados. Ten presente que entre las infecciones más comunes de un prematuro son las digestivas y respiratorias.

Cómo bañar a un bebé prematuro

La piel de un bebé prematuro es muy delicada y frágil, es por eso que necesitan de un cuidado especial a la hora del baño. Los especialistas, recomiendan bañarlos de 1 a 2 veces por semana, con un tiempo de duración de 5 minutos.  

Antes de iniciar con su baño, es necesario escoger la zona más caliente de su habitación para prevenir que las corrientes de aire le provoquen resfrío. Con respecto a la temperatura del agua, esta debe estar entre 35 y 37 ºC. Lo puedes verificar con un termómetro de agua o hacerlo de una forma más sencilla al introducir el codo.

Cuando coloques a tu bebé en la bañera, utiliza una esponja natural o una gasa humedecida y lávalo con suaves y delicados toques. Si decides utilizar jabón, acuérdate de elegir uno neutro especial para no dañar su piel. No es necesario que en las primeras semanas utilices un shampoo.

Cuando hayas terminado de lavar todo su cuerpecito, envuélvelo en una toalla de algodón para secarlo y aprovecha en limpiar su rostro. Puedes limpiar sus orejitas con un pedazo de algodón. Los días en que no lo bañes, puedes limpiarlo con un pañito humedecido en agua las zonas de las piernas, brazos y el cuello. Ahora que ya sabes cómo bañar a un bebé prematuro, pon en práctica nuestros consejos y mantén un buen hábito de limpieza.

Visitas al bebé prematuro en casa

Se recomienda reducir las visitas al bebé prematuro en casa, en especial a las personas que estén padeciendo de alguna enfermedad contagiosa. De igual manera debes evitar que lo manipulen o sobreestimulen mucho con los ruidos y movimientos en la habitación. Asimismo, se recomienda evitar el uso del cigarro ya que el humo podría incrementar el riesgo de infecciones

Las vacunas en bebés prematuros

Los especialistas sugieren que para prevenir infecciones son fundamentales las vacunas en bebés prematuros. Lo ideal es seguir con el esquema de vacunación correcta, en especial la vacunación contra la influenza, como mencionamos anteriormente, ellos son más propensos a sufrir de enfermedades respiratorias. De igual manera, se aconseja que las personas que vivan en la casa, se vacunen contra la gripe.

Seguimiento médico para los cuidados de un prematuro

A pesar de ya tenerlos en casa, es necesario que haya un seguimiento médico para los cuidados de un prematuro. En especial para los bebés que nacieron con un peso inferior a 1500 gramos. En estos chequeos constantes, se revisa la vista, el oído y el desarrollo del sistema nervioso.

Cómo estimular a un bebé prematuro

Los masajes son una buena opción para los cuidados de un prematuro, de esta forma lograrás una estimulación correcta. Esto favorecerá a que pueda regular la temperatura y respiración. Asimismo, se consigue que haya una vinculación de afecto con nosotros.

Es cierto que muchos bebés al inicio no toleran los masajes, por eso se aconseja iniciar con la técnica de manos en reposo. Consiste en agarrar cada parte del cuerpo de nuestro pequeño y sostenerlo con las manos sin moverlas, de esa manera podrán relajarse. Cuando se haya acostumbrado a los masajes, podremos incluir un masaje de pies a cabeza más prolongado.  

Esperamos que estos consejos sobre el cuidado de un bebé prematuro en casa, te hayan ayudado a aclarar todas tus dudas. Sigue correctamente el proceso de vacunación y no te olvides del buen hábito de higiene para evitar infecciones. Además, recuerda que el amor y la paciencia son las claves más importantes para lograr que nuestro pequeño crezca sano y fuerte.

12345 (Ninguna valoración todavía)
Cargando…