Cambios físicos y hormonales durante el embarazo mes a mes

Durante el periodo de embarazo, las mujeres atraviesan una serie de cambios en su cuerpo. Estas numerosas variaciones, son necesarias para poder atender las necesidades del bebé que está en camino. Si eres una mamita primeriza, y tienes muchas interrogantes, a continuación, te explicamos los cambios físicos y hormonales durante el embarazo mes a mes.

Alteraciones hormonales durante el primer trimestre del embarazo

El primer trimestre del embarazo es una de las etapas más emocionantes de la mujer. Los órganos vitales del bebé comienzan a formarse y con ello se inicia una serie de cambios y alteraciones hormonales. Si bien es cierto que en esta etapa, tu aspecto físico no cambia, tu organismo comienza a transformarse por dentro.

Cambios en el organismo en el primer mes de embarazo

Durante el primer mes de embarazo, las mujeres suelen sentirse hinchadas y con molestias en la barriga, en muchas ocasiones relacionan estos síntomas con el periodo premenstrual. Incluso, hay mujeres que tienen un leve sangrado de tres días y creen que solo atraviesan por un proceso de menstruación.

Los cambios hormonales del segundo mes de embarazo

Los estados de ánimo cambian en el segundo mes de embarazo, debido a la revuelta hormonal que se experimenta. Se puede pasar de la euforia a la tristeza. Asimismo, esta variación provoca que los senos se vuelvan sensibles y que se hinchen. Se preparan para alimentar al bebé.

Por otro lado, la poca producción de la hormona gonadotropina coriónica, ocasiona desagradables náuseas y falta de apetito en la mujer gestante. En muchos casos, la futura madre necesita dormir más de lo normal, esta es una reacción del organismo ya que se prepara para los cambios de los próximos meses.  

En el tercer mes de embarazo, el abdomen empieza a abultarse

En el tercer mes de embarazo, los cambios físicos son más notorios, tu cintura comienza a ensancharse para poder soportar el peso del útero. También, aparecen manchas en la cara conocidas como cloasma, esto afecta a un aproximado del 50% de las mujeres y normalmente aparecen en la frente, las mejillas, la barbilla y la nariz.

De igual manera, aumenta la sensibilidad en la piel , por eso se recomienda no exponerse al sol durante esta etapa. Los lunares y pecas pueden perjudicarse. En muchos casos también hay aparición de acné, debido al alto nivel de hormonas andrógenas. Esto puede ser temporal o durar en todo el proceso de embarazo.

Todo empieza a mejorar en el segundo trimestre de embarazo

La madre gestante, en el segundo trimestre de embarazo comienza a asimilar las variaciones que presentó en los primeros meses y ya puede realizar sus actividades con normalidad. Pese a ello, algunos cambios aparecen.

Leves cambios en el cuarto mes de embarazo

En el cuarto mes de embarazo, la mujer gestante puede padecer de infecciones bucales y sangrado de encía. En el abdomen, suele aparecer una línea nueva vertical con una tonada negruzca que desaparecerá después del parto. En esta etapa, los cambios de humor reducen porque las hormonas empiezan a equilibrarse.

En el quinto mes de embarazo ocurren cambios físicos

La mayor retención de líquido, provoca hinchazón en los tobillos y muñecas en el quinto mes de embarazo. De la misma forma, esto puede ocasionar varices. Los senos continúan creciendo, los pezones se vuelven más sensibles porque ya empiezan a generar prolactina, hormona que prepara los senos para producir leche. Se pueden formar pequeños bultos que forman una sustancia aceitosa que ayudan a que los pezones no se sequen.

En los 6 meses de embarazo, la barriguita ya es más notoria

En los 6 meses de embarazo, la piel de la barriga comienza a estirarse. Las fibras elásticas que se ubican debajo de tu piel se rompen lo que genera rayas, a esto se le conoce como estrías y aparecen con frecuencia en los senos y el abdomen. Cabe resaltar que no a todas las mujeres les ocurre, pero sí a la mayoría.

Hay mujeres a las que le crecen vellos en algunas partes del cuerpo, a este proceso se le denomina hirsutismo y es ocasionada por el exceso de testosterona, hormona masculina. Durante el sexto mes, atraviesan por el aumento de deseo sexual, debido a la disminución de alteraciones de los primeros meses.

Nuevos cambios empiezan a sentirse en el tercer trimestre del embarazo

Se acerca el momento del parto y el cuerpo de la mamá se prepara para recibirlo. El nerviosismo y la emoción la embarga porque está a pocos meses de conocer a su bebé. Sin embargo, en esta etapa, la mujer gestante pasa por nuevos cambios en el tercer trimestre del embarazo.

Cambios hormonales en el séptimo mes de embarazo

Los cambios hormonales, pueden ocasionar la falta de sueño en el séptimo mes de embarazo. Por eso, en muchos casos, se sufre de insomnio. El tamaño del abdomen aumenta con rapidez, motivo por el que aparecen estrías en la barriga de muchas mujeres. De igual manera, las piernas y tobillos se hinchan tras el aumento de retención de líquidos. Ante ello se aconseja dormir con las piernas en alto con ayuda de una almohada.

El útero aumenta de tamaño y comprimen todos los órganos, es el caso de la vejiga que genera el aumento de frecuencia miccional. Tus senos se volverán más grandes al igual que los pezones, se siguen preparando para la producción de leche. Los dolores de espalda y de cadera aumentan tras el crecimiento del bebé.

En el octavo mes de embarazo regresan las alteraciones físicas

En el octavo mes de embarazo, la mujer gestante, puede padecer de una ligera caída de cabello. Algunas zonas del cuerpo empiezan a oscurecer, las más propensas son los pezones y la zona interior de los muslos. En esta etapa, ocurre el aumento de peso, lo normal es engordar entre 3 a 5 kilos.

Los últimos cambios del noveno mes de embarazo

Finalmente, llega el noveno mes de embarazo, ocurren alteraciones emocionales, la madre empieza a sentir ansiedad y preocupación porque el parto se acerca. Algunas mujeres tendrán la necesidad de mantener todo limpio y ordenado, esto es llamado “Síndrome del nido”, la madre prepara todo para el bebé.

Ahora que ya conoces los cambios físicos y hormonales que experimentará tu cuerpo en esta bella etapa, estás preparada para asumirlos con responsabilidad. Recuerda que es muy importante contar con el apoyo de tu familia y un médico. Todas estas cambios valdrán la pena luego de tener a tu bebé en brazos.

12345 (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…