vacunas para bebés

Vacunas para bebés recién nacidos

En este artículo te brindamos información sobre las vacunas que necesitan los bebés. Queda claro que toda madre desea hacer lo posible para proteger a su bebé y mantenerlo sano y salvo. Las vacunas son una forma fundamental de lograrlo. Ayudan a proteger a su hijo de una variedad de enfermedades peligrosas y prevenibles, sobre todo cuando se trata de recién nacidos.

¿Por qué vacunar a bebés recién nacidos?

Los bebés recién nacidos no siempre tienen la inoculación masiva de la población y otros no son amamantados por la mamá, por lo que podrían ser vulnerables a muchas enfermedades mortales. Sin embargo, la mayoría de las patologías se pueden evitar con las vacunas. Pero, aunque son mucho menos comunes de lo que solían ser, cada cierto tiempo estas enfermedades vuelven a surgir y son peligrosas para la población.

Por eso es necesario vacunar a los bebés recién nacidos según el calendario de vacunación estipulado por el Ministerio de Salud. Cuando un bebé recibe vacunas a tiempo, le estamos permitiendo generar los anticuerpos necesarios para mantenerse protegido de peligrosas y hasta mortales enfermedades.

Importancia de las vacunas para bebés recién nacidos

Si queremos que nuestros bebés crezcan sin complicaciones, debemos tener en cuenta nuestros bebés están propensos a contraer cualquier tipo de enfermedad que podría tornarse mortal, es por ello que vacunarlos es de vital importancia, aún si la mamá lo amamanta, pues no siempre recibe toda la inmunidad a través de la leche materna. Además, esta inmunidad que pueda lograr, desaparece después de terminada la etapa de lactancia.

Las vacunas también pueden ayudar a prevenir la propagación de enfermedades al resto de la población, mediante la inmunidad colectiva. Cabe mencionar que estas actúan imitando la infección de una determinada enfermedad, sin sus síntomas, en el cuerpo del bebé. Esto hace que el sistema inmunológico de su niño desarrolle armas de defensa llamadas anticuerpos, que se encargan de combatir la enfermedad, así el sistema inmunológico del niño puede vencer una posible infección de la enfermedad.

¿Cuándo se ponen vacunas a un bebé recién nacido?

Casi inmediatamente después del parto, en las siguientes 12 horas. Es por ello que si la mamá da a luz en un lugar alejado a una clínica u hospital, debe acercarse en ese lapso para que el bebé pueda recibir todas las vacunas necesarias y así no tener complicaciones.

¿Cómo se llama la primera vacuna que nos ponen al nacer?

Todo bebé recién nacido recibe la primera dosis de la vacuna contra la Hepatitis B y la vacuna de Tuberculosis BCG, las cuales son suministradas por un pediatra. Él se encargará de brindarle un cronograma de vacunación que le permitirá tener un mejor control de todas las vacunas para bebés, que debe tener durante su crecimiento.

¿Cuántas vacunas se le ponen a los bebés recién nacidos?

Luego de haberse suministrado las primeras dosis (Hepatitis B y Tuberculosis BCG), deberá seguir un calendario de vacunación que detallaremos a continuación. Esta información es brindada por el ministerio de salud de su país, cuyo programa está separado por meses y con los nombres de las vacunas para bebés, según el cronograma oficial de vacunación:

  • 1 dosis de la vacuna BCG contra la Tuberculosis.
  • 5 dosis de la vacuna DTaP contra la difteria, el tétano y la tos ferina acelular.
  • De 3 a 4 dosis de la vacuna Hib.
  • 3 dosis de la vacuna contra la hepatitis B.
  • 4 dosis de la vacuna contra la polio.
  • 4 dosis de la vacuna conjugada contra el neumococo PCV 13.

De manera particular, algunos niños pueden necesitar menos o más dosis de algunas vacunas para estar completamente protegidos, según la edad en que reciben las vacunas o dependiendo de otras circunstancias y factores de riesgo.

Las vacunas más importantes para bebés recién nacidos

Si quiere sentir más confianza en las vacunas para bebés que se le deben aplicar a su hijo recién nacido, le contamos de qué se tratan y porque son tan importantes.

1. Tuberculosis BCG

La tuberculosis es una enfermedad causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis. Por lo general atacan a los pulmones, pero también pueden afectar otras partes del cuerpo, como los riñones, la columna vertebral y el cerebro. Hay que resaltar que no todas las personas infectadas por las bacterias de la tuberculosis tienen síntomas, pero en todos los casos es altamente contagiosa. Si no se trata adecuadamente, la enfermedad puede ser mortal ya que la bacteria se propaga al pulmón, hígado, bazo y meninges.

2. DTaP: Difteria, tétanos y tos ferina

La Difteria (D), es una enfermedad que puede producir dificultad para respirar, insuficiencia cardíaca, parálisis o la muerte. El Tétanos (T) es una enfermedad que provoca rigidez dolorosa en los músculos. Está enfermedad puede ocasionar problemas graves de salud, incluyendo incapacidad para abrir la boca, problemas para tragar y respirar o la muerte.

Por último, la Tos ferina (aP) o “tos convulsiva”, es una enfermedad que puede causar una tos incontrolable y violenta que hace difícil respirar, comer o beber. La tos ferina resulta muy grave para bebés y niños ya que puede provocar neumonía, convulsiones, daño cerebral o la muerte.

3. Enfermedad Hib: Haemophilus influenzae tipo b.

La haemophilus influenzae tipo b puede causar muchos tipos diferentes de infecciones, que usualmente afectan a niños menores de 5 años. Las bacterias Hib pueden causar enfermedades leves, como infecciones del oído, bronquitis, o provocar enfermedades graves, como infecciones al torrente sanguíneo. Las infecciones graves por Hib requieren tratamiento hospitalario y algunas veces son mortales.

4. Hepatitis B

La hepatitis B es una enfermedad del hígado. Cuando se trata de una infección aguda temporal puede provocar fiebre, fatiga, pérdida del apetito, náuseas, vómito, ictericia, dolor en los músculos, las articulaciones y el estómago. La infección crónica por hepatitis B es una enfermedad a largo plazo muy grave y puede causar daño hepático, cáncer de hígado y la muerte.

5. Polio

La poliomielitis o el polio es una enfermedad provocada por el poliovirus. Gran parte de las personas infectadas no tiene síntomas, pero algunos presentan dolor de garganta, fiebre, cansancio, náuseas, dolor de cabeza o cólicos. En otros casos es posible desarrollar síntomas graves que afectan el cerebro y la médula espinal, además de causar debilidad y parálisis y una eventual discapacidad permanente. En casos poco frecuentes, puede provocar la muerte.

6. Enfermedad por neumococo

Es una enfermedad causada por bacterias neumocócicas que provocan neumonía, infecciones del oído, infecciones sinusales, infección al torrente sanguíneo y meningitis. La mayoría de las infecciones por neumococo son leves, pero algunas pueden provocar problemas a largo plazo, como daño cerebral o pérdida auditiva. La meningitis, la bacteremia y la neumonía provocadas por esta enfermedad sí pueden ser mortales.

7. Rotavirus: RV

El rotavirus es un virus altamente contagioso que puede provocar diarrea grave, vómitos, cólicos y fiebre en bebés y niños. Es urgente tratarlo ya que puede causar deshidratación grave e incluso la muerte. Según las organizaciones internacionales de salud, cada año, a nivel mundial, más de 500.000 niños mueren de enfermedades diarreicas, y un tercio de estas muertes son causadas por rotavirus.

Por ello se recomienda vacunar a los bebés para evitar esta enfermedad. Las vacunas vienen en dos o tres dosis que, de ser necesario, se deben aplicar a los 2, 4 y 6 meses. La primera dosis se administra en las primeras 14 semanas de nacimiento y la última debe aplicarse antes de los 8 meses.

Es muy importante resaltar que algunos bebés que tuvieron reacciones alérgicas a esta vacuna, no deben volver a recibirla. Lo mismo se recomienda para los bebés con inmunodeficiencia combinada grave (SCID) y con otros problemas del sistema inmunológico o algún tipo de obstrucción intestinal.

¿Qué reacciones adversas a las vacunas puede presentar un bebé recién nacido?

Muchos padres se preocupan sobre las reacciones adversas que pueda tener su bebé, después de recibir una vacuna. Debe saber que algunas de estas reacciones son totalmente esperables y suelen desaparecer poco tiempo después. En el caso de las reacciones graves, la frecuencia de aparición es muy poco usual, pero ante su aparición se recomienda llevar inmediatamente a su bebé a un centro de salud.

Reacciones adversas a la vacuna BCG contra la Tuberculosis para bebés

Al inocular al bebé con esta vacuna, se produce una hinchazón de la piel que desaparece en media hora. Luego de 24 a 48 horas se puede observar una protuberancia de unos 3 mm. En los treinta días suele surgir una pequeña herida con secreción, que luego se seca y forma una costra que posteriormente cae y deja una cicatriz. Todo el proceso suele tomar entre cuatro a ocho semanas.

Otras reacciones que devienen a esta vacuna en los bebés son el dolor o enrojecimiento. Algunas complicaciones menos frecuentes son la ulceración prolongada y formación de abscesos. Aun así, se consideran reacciones leves que se curan rápidamente.

Reacciones adversas a la vacuna de la DTaP para bebés

Esta vacuna puede generar alguna reacción alérgica y dolor o hinchazón en el lugar de la inyección, fiebre, irritación, sensación de cansancio, pérdida del apetito y vómito. Las reacciones más graves son poco frecuentes e incluyen convulsiones, llanto ininterrumpido durante 3 horas o más, fiebre alta, coma, disminución de la consciencia o daño cerebral permanente.

Reacciones adversas a la vacuna para bebés contra neumococo o PCV13

Los niños con enfermedades leves, como un resfriado, pueden ser vacunados contra el neumococo. Se aconseja que los niños con enfermedades moderadas o graves usualmente deben esperar hasta recuperarse antes de ser vacunados. Después de recibir esta vacuna se puede presentar enrojecimiento, hinchazón, dolor o sensibilidad en el sitio de la inyección, fiebre, inapetencia, irritabilidad, sensación de cansancio, dolor de cabeza y escalofríos.

Los niños pequeños pueden tener un riesgo alto de presentar convulsiones después de recibir la vacuna PCV13 si esta es administrada al mismo tiempo que la vacuna inactivada contra la influenza. Por lo tanto, solicite más información a su médico para aplicar estas vacunas. Como con todo medicamento, existe una posibilidad remota de que la vacuna provoque una reacción alérgica grave o la muerte.

Reacciones adversas a las vacunas Hib para bebés

La vacuna contra el Hib puede aplicarse al mismo tiempo que otras vacunas para bebés. Después de recibir esta vacuna, su bebé puede presentar enrojecimiento, calor e hinchazón en el sitio de la inyección y fiebre. Estos efectos son leves y desaparecen por sí solos, en los siguientes 2 o 3 días. Hay una probabilidad muy remota de que una vacuna cause una lesión grave o la muerte.

Reacciones adversas a las vacunas para bebés contra la hepatitis B

Pocas horas después de recibir esta vacuna, su bebé puede presentar enrojecimiento en el sitio de la inyección, dolor o fiebre. Los casos con reacciones alérgicas muy graves son poco frecuentes.

Reacciones adversas a la vacuna para bebés contra la polio

Esta vacuna puede administrarse el mismo día en que su bebé recibe otras. Después de recibir la vacuna contra la polio se puede presentar un punto doloroso con enrojecimiento, hinchazón o dolor en el sitio de la inyección, irritabilidad o somnolencia.

Reacciones adversas a las vacunas para bebés contra el rotavirus

En este caso, algunos efectos secundarios leves son la diarrea, vómitos temporales, fiebre, pérdida de apetito e irritabilidad. Los efectos graves son muy poco usuales e incluyen una reacción alérgica, ante la cual se debe actuar de inmediato.

¿Qué pasa si hay una reacción grave tras vacunar a un bebé recién nacido?

Para todas las vacunas, el riesgo de una reacción alérgica grave es pequeño pero debe ser inmediatamente tratado. Puede ocurrir una leve reacción alérgica después de algunas horas de la inoculación. Pero si notas signos de una reacción alérgica grave, debes llamar a emergencias o acudir al hospital más cercano

Alguno de los otros efectos graves que puedan surgir a las pocas horas de recibir cualquier vacuna son la urticaria, hinchazón facial, latidos cardíacos acelerados, dificultad para respirar, mareo y debilidad.

Recomendaciones después de aplicar vacunas a bebés recién nacidos

Muchos padres sienten gran preocupación y hasta dolor cuando llega el momento de vacunar a sus bebés recién nacidos. Es un poco difícil ver cómo los bebés lloran al sentir el pinchazo de la aguja y luego sienten cuando algún malestar. Como hemos visto, a veces, los niños tienen reacciones leves a las vacunas tales como dolor en el lugar de la inyección o sarpullido. Pero estas reacciones son normales y pronto desaparecerán.

En cada caso, puede pedir información sobre las vacunas que le aplican a su bebé, para conocer los efectos secundarios que podría experimentar. De todos modos, preste atención a su bebé durante unos días, por si ve algo que le preocupa, deberá consultar a un médico. Pero en cuanto a los efectos secundarios leves a las vacunas para bebés, le damos las siguientes recomendaciones.

  • Darle leche materna o fórmula a su bebé, con más frecuencia. Esto puede ayudarlo a calmarse un poco, aunque también es normal que algunos bebés coman menos durante las 24 horas posteriores a la vacunación.
  • Use un paño húmedo y fresco para ayudar a reducir el enrojecimiento, el dolor y la hinchazón en el lugar de la inyección.
  • Reduzca la fiebre con un baño de esponja fría.

Conclusiones sobre las vacunas para bebés

Las vacunas que hemos revisado en este artículo, han permitido un gran beneficio en la prevención de contagios, ayudando a innumerables personas a evitar enfermedades graves e incluso la muerte.

En todo caso, para obtener mayores respuestas a sus preguntas y dudas sobre las vacunas para los bebés, debe consultar con su médico. Puede realizar esta consulta a través de la telemedicina o acudiendo a un centro de salud. De ese modo, los médicos podrán brindarle más información sobre las fechas y recomendaciones de vacunación.

12345 (Ninguna valoración todavía)
Cargando...